sábado, 29 de agosto de 2015

¿Cuál es la Ecuación Fundamental de la Contabilidad?

La ecuación fundamental de la contabilidad, y que por ello es elemento central del Balance o Estado de Situación Financiera de cualquier empresa, es la siguiente:

donde el Activo es el total de bienes tangibles o intangibles con que cuenta la empresa, el Pasivo es el conjunto de todas sus deudas, y el Patrimonio es el recurso aportado por sus propietarios.

La ecuación significa que todo aquéllo de lo que dispone la empresa en un momento dado (el Activo) está financiado con recursos propios (el Patrimonio) o de terceros (el Pasivo).

También se puede expresar de la siguiente manera:

la cual señala que el Patrimonio es el saldo que resulta luego de restar el Pasivo al Activo. Eso significa que no todo el valor de los bienes de una empresa corresponde a sus propietarios. Primero se debe restar de ese total el monto de todas las deudas pendientes. Sólo entonces se puede determinar lo que efectivamente pertenece a los dueños.

El éxito de la empresa radica en hacer lo más grande posible esa diferencia, para incrementar la riqueza o patrimonio de sus accionistas o propietarios. Si en lugar de eso tiene más deudas que activos, sus propietarios estarán descapitalizándose, por lo que el negocio perderá sentido e irá camino a la quiebra.

El cuadro adjunto, por ejemplo, nos dice que a junio del presente año la empresa agroindustrial Casagrande, principal productora de azúcar del Perú, tenía activos por un total de 1,738 millones de soles, pasivos por 476 millones y un patrimonio de 1,262 millones.

Eso significa que la empresa estaba financiando con sus propios recursos el 72.6% de los activos, en tanto que estaba recurriendo a préstamos para financiar únicamente el 27.4% restante.

viernes, 28 de agosto de 2015

¿Qué es la Tasa de Costo Efectivo Anual?

En el Perú, anteriormente, cuando una persona solicitaba un crédito al sistema financiero, le resultaba difícil entender el costo total de éste, pues no coincidía con la tasa de interés cobrada.

Para solucionar el inconveniente, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) estableció la obligación de que las entidades financieras, además de informar acerca de las tasas de sus créditos, pusieran en conocimiento del público el costo total de éstos, incluyendo absolutamente todos los conceptos involucrados.

Es por eso que nació la denominada Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA), que incluye no sólo la tasa de interés efectiva anual (TEA), sino también todas las comisiones y gastos pertinentes.

Las comisiones son los cobros por los servicios adicionales que brinda la entidad financiera, como el envío físico de los estados de cuenta referidos al crédito.

Los gastos, por su parte, son los cobros que tienen su origen en los servicios brindados por terceros, como el de la compañía de seguros que administra el seguro de desgravamen (el mismo que permitirá, en caso de fallecimiento del titular, que el crédito quede pagado) o el del seguro del bien a adquirir.

De la suma de todos esos conceptos, cuyo cobro es totalmente legítimo, resulta un costo total del crédito muy superior al que resultaría de la sola aplicación de la TEA.

El cuadro siguiente, por ejemplo, constituye una referencia acerca de la TCEA derivada de un crédito vehicular por US$ 20,000 solicitado a una TEA de 12.49%, a pagar en doce meses, y por el cual se abonó una cuota inicial de US$ 4,000.

Con una tasa mensual de 0.050% por concepto de seguro de desgravamen, una tasa anual de 5.15% para cubrir el seguro vehicular, y un cargo de US$ 3.80 por el envío de estados de cuenta, la TCEA resultó de 26.89%.