domingo, 2 de septiembre de 2007

El Interés

Representa el costo del dinero. Es el monto que la persona o empresa que necesita financiamiento debe pagar por su uso.
El interés resulta de aplicar una tasa sobre un determinado capital. Para ello, se debe tener en cuenta el monto de éste, la tasa de interés a aplicar y el plazo de pago. El método de cálculo depende de que el interés sea simple o compuesto.

Interés Simple y Compuesto
El interés simple es aquél que no considera la capitalización de intereses. Es decir, en cada nuevo período el interés se calcula sobre el capital inicial. Cuando el interés es simple, la tasa se denomina nominal.

El interés compuesto, en cambio, es aquél que sí capitaliza los intereses. Es decir, los acumula, de tal manera que en cada nuevo período el cálculo se hace sobre un capital mayor, resultante de la suma del capital inicial más el interés acumulado. Cuando el interés es compuesto, la tasa se denomina efectiva.

El cálculo del interés simple se realiza mediante la fórmula:

I = C * i * n

Donde C es el capital inicial (monto del préstamo)
i es la tasa de interés del período
n es el número de períodos


Por su parte, el cálculo del interés compuesto se lleva a cabo mediante la fórmula:


Supóngase que se obtiene un préstamo de US$ 5000, a ser devuelto en el término de tres años, con una tasa anual de interés simple o nominal de 5%. En este caso, el monto a pagar por interés será de:
I = C * i * n

= 5000 * 0.05 * 3

= 750


En cambio, si el mismo préstamo es concertado con el método del interés compuesto o de tasa efectiva, el monto a pagar por interés será:


= 788.12

Como se observa, con el método del interés compuesto el interés resultó mayor que con el interés simple, debido a que, si bien en el primer período (n=1), la tasa de interés (5%) se aplicó sobre el monto inicial (5000), en el segundo se aplicó sobre un monto mayor (5250), y en el tercero sobre un monto aún mayor (5512.50).
Con el interés simple, en cambio, la tasa siempre se aplicó sobre el monto de 5000, como consecuencia de lo cual el interés acumulado resultó bastante menor.