domingo, 5 de noviembre de 2017

Libros Contables Obligatorios en el Perú

En el Perú, la obligatoriedad para el llevado de libros contables está determinada por los ingresos obtenidos en el ejercicio gravable anterior y el valor de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) vigente en el ejercicio en curso.

Los perceptores de rentas de tercera categoría que inicien actividades generadoras de estas en el transcurso del ejercicio, deberán considerar los ingresos que estimen obtener en dicho período.

La cantidad de libros obligatorios depende del régimen tributario al que se está adscrito.

Así, en el régimen tributario denominado Nuevo RUS no es obligatorio llevar libros ni registros contables.

Pero en el Régimen Especial de Renta (RER) y el Régimen General de Renta sí lo es, de acuerdo al esquema señalado a continuación. Para los comprendidos en el régimen general, la cantidad de libros dependerá del volumen de ingresos anuales que se obtenga.

Por ejemplo, una empresa del régimen general con ingresos de 400 UIT deberá llevar libro diario, libro mayor, registro de compras y registro de ventas. Una empresa del mismo régimen, pero con ingresos de más de 1,700 UIT deberá llevar contabilidad completa.

Además, de acuerdo con la Ley del Impuesto a la Renta, las empresas están obligadas a llevar (en caso les corresponda) los siguientes libros o registros: Libro de Retenciones (incisos e y f del artículo 34° de la Ley del Impuesto a la Renta), Registro de Activos Fijos, Registro de Costos, Registro de Inventario Permanente en Unidades Físicas y Registro de Inventario Permanente Valorizado.

sábado, 4 de noviembre de 2017

¿Qué es una Auditoría?

Los estados financieros que las empresas deben presentar periódicamente constituyen un reflejo de su situación en diversos aspectos, desde el operativo hasta el financiero. Como tales, tienen efectos en diversos planos, como el societario (los accionistas deben conocer los resultados y la existencia de probables dividendos) y el impositivo (la autoridad tributaria debe conocer el impuesto generado).

Por tal razón, deben ser evaluados por especialistas, para verificar que cumplan su cometido. Esta es la función que desempeña la auditoría. 

Una auditoría comprende la aplicación de procedimientos para obtener evidencia de auditoría sobre
los importes y la información revelada en los estados financieros separados. Los procedimientos
seleccionados dependen del juicio del auditor, incluyendo la evaluación de los riesgos de que existan
errores materiales en los estados financieros separados, ya sea debido a fraude o error. Al realizar
esta evaluación de riesgos, el auditor toma en consideración el control interno pertinente de la
Compañía para la preparación y presentación razonable de los estados financieros separados a fin
de diseñar procedimientos de auditoría de acuerdo con las circunstancias, pero no con el propósito
de expresar una opinión sobre la efectividad del control interno de la Compañía. Una auditoría
también comprende la evaluación de si los principios de contabilidad aplicados son apropiados y si
las estimaciones contables realizadas por la Gerencia son razonables, así como una evaluación de la
presentación general de los estados financieros separados.

Ese trabajo especializado de evaluación y análisis se expresa y se resume en aseveraciones como las siguientes (en este caso referidas a la empresa peruana Alicorp, una de las más importantes del país en la fabricación de productos de consumo masivo):

"Consideramos que la evidencia de auditoría que hemos obtenido es suficiente y apropiada para proporcionarnos una base para nuestra opinión."
"En nuestra opinión, los estados financieros separados adjuntos, preparados para los fines indicados
en el párrafo siguiente, presentan razonablemente, en todos sus aspectos significativos, la situación
financiera de Alicorp S.A.A. al 31 de diciembre de 2016 y de 2015, así como su desempeño
financiero y sus flujos de efectivo por los años terminados en esas fechas, de conformidad con
Normas Internacionales de Información Financiera emitidas por el International Accounting Standards Board."

sábado, 7 de octubre de 2017

¿Cuánto capital se requiere para Crear un Banco en el Perú?

En el sistema financiero, los bancos son las entidades más grandes e importantes, pues efectúan una mayor variedad de operaciones que las otras allí existentes.

Por esa razón, requieren contar con un capital social bastante más cuantioso que el de aquellas, que les permita un mayor respaldo frente a las demandas crediticias de sus clientes y afrontar sin problemas eventuales situaciones difíciles.

En el Perú, en el trimestre octubre-diciembre del presente año, los bancos están obligados a mantener un capital social mínimo de S/ 26.69 millones (equivalente a US$ 8.2 millones), tal como se aprecia en el siguiente cuadro publicado por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, entidad encargada de supervisar el desempeño de las empresas del sistema financiero. Dicho monto se actualiza trimestralmente, de acuerdo a la variación del Índice de Precios al Por Mayor.

En el cuadro también se observa que los bancos de inversión están obligados a mantener el mismo capital social, en razón de las operaciones de gran envergadura que realizan, estableciendo nexos directos entre inversionistas.

Les siguen en monto de capital exigible las Empresas de Transporte, Custodia y Administración de Numerario, las Empresas de Seguros y Reaseguros y las Empresas Financieras.

lunes, 11 de septiembre de 2017

¿Qué es el Fondo de Seguro de Depósitos? (Perú)

El Fondo de Seguro de Depósitos (FSD) es aquél constituido por los aportes obligatorios efectuados por las entidades del sistema financiero con el fin de resguardar todos los tipos de depósitos nominativos de las personas naturales y jurídicas privadas sin fines de lucro y los depósitos a la vista de las demás personas jurídicas. Busca proteger a los pequeños ahorristas en caso de quiebra y disolución de la entidad financiera en la que mantenían depósitos.

Fue establecido por la Ley 26702 (Ley General del Sistema Financiero y de Seguros, publicada en diciembre de 1996), con un monto máximo de cobertura de 2,500 nuevos soles por depositante.

Luego, en diciembre del año 1998, la Ley 27008 amplió el monto a 62 mil soles, incluidos los intereses. El monto es actualizado trimestralmente en función del Índice de Precios al Por Mayor (IPM). De acuerdo con ello, en el trimestre septiembre-noviembre 2017 asciende a 97,552.00 soles.

Si una persona tiene depósitos en más de una entidad del sistema financiero, tendrá cobertura del seguro (hasta por el monto arriba señalado) en cada uno de ellos. No están asegurados por el FSD los certificados, bonos y cualquier otro instrumento emitido al portador.