sábado, 7 de abril de 2018

¿Cuánto capital se requiere para Crear un Banco en el Perú?

En el sistema financiero, los bancos son las entidades más grandes e importantes, pues efectúan una mayor variedad de operaciones que las otras allí existentes.

Por esa razón, requieren contar con un capital social bastante más cuantioso que el de aquellas, que les permita un mayor respaldo frente a las demandas crediticias de sus clientes y afrontar sin problemas eventuales situaciones difíciles.

En el Perú, en el trimestre abril-junio del presente año, los bancos están obligados a mantener un capital social mínimo de S/ 26.83 millones (equivalente a US$ 8.3 millones), tal como se aprecia en el siguiente cuadro publicado por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, entidad encargada de supervisar el desempeño de las empresas del sistema financiero. Dicho monto se actualiza trimestralmente, de acuerdo a la variación del Índice de Precios al Por Mayor.

En el cuadro también se observa que los bancos de inversión están obligados a mantener el mismo capital social, en razón de las operaciones de gran envergadura que realizan, estableciendo nexos directos entre inversionistas.

Les siguen en monto de capital exigible las Empresas de Transporte, Custodia y Administración de Numerario, las Empresas de Seguros y Reaseguros y las Empresas Financieras.

domingo, 1 de abril de 2018

¿Qué es el Fondo de Seguro de Depósitos? (Perú)

El Fondo de Seguro de Depósitos (FSD) es aquél constituido por los aportes obligatorios efectuados por las entidades del sistema financiero con el fin de resguardar todos los tipos de depósitos nominativos de las personas naturales y jurídicas privadas sin fines de lucro y los depósitos a la vista de las demás personas jurídicas. Busca proteger a los pequeños ahorristas en caso de quiebra y disolución de la entidad financiera en la que mantenían depósitos.

Fue establecido por la Ley 26702 (Ley General del Sistema Financiero y de Seguros, publicada en diciembre de 1996), con un monto máximo de cobertura de 2,500 nuevos soles por depositante.

Luego, en diciembre del año 1998, la Ley 27008 amplió el monto a 62 mil soles, incluidos los intereses. El monto es actualizado trimestralmente en función del Índice de Precios al Por Mayor (IPM). De acuerdo con ello, en el trimestre Marzo-Abril-Mayo 2018 asciende a 98,205.00 soles.

Si una persona tiene depósitos en más de una entidad del sistema financiero, tendrá cobertura del seguro (hasta por el monto arriba señalado) en cada uno de ellos. No están asegurados por el FSD los certificados, bonos y cualquier otro instrumento emitido al portador.

jueves, 1 de marzo de 2018

Perú: Valor de la UIT en el Tiempo

En el Perú, la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) es un indicador fundamental para efectos tributarios, porque constituye la referencia básica para la aplicación de las normas sobre la materia.

Su valor se establece anualmente, vía decreto supremo. El actual, fijado mediante el Decreto Supremo 380-2017-EF, es de 4,150 soles.

lunes, 5 de febrero de 2018

¿Qué es el EBITDA?

El EBITDA es un indicador de análisis financiero que, como lo señala su sigla en inglés (Earnings Before Interests, Taxes, Depreciation and Amortization), equivale al beneficio antes de descontar los intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.

Constituye un dato muy importante, pues equivale al resultado que la empresa obtiene por sus propias operaciones, y no por elementos externos a estas, como lo son los intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones. Como tal, indica hasta dónde es rentable el negocio per se.

Por dicha razón, el EBITDA es empleado solo, y también formando ratios con otros indicadores, para evaluar la operación de la empresa. Debido a ello se le emplea en indicadores o ratios tales como Margen de EBITDA, Deuda Neta/EBITDA, Deuda Financiera Total/EBITDA, EBITDA/Gastos Financieros, EBITDA/Servicio de Deuda, etc.

Sin embargo, esa importancia no debe hacer perder de vista el hecho de que los intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, pese a no corresponder a la operación intrínseca de la empresa, constituyen flujos que ineludiblemente se debe considerar. Basarse exclusivamente en el EBITDA o darle un protagonismo desmedido puede dar lugar a análisis erróneos (mayormente optimistas), por no tener debidamente en cuenta lo que está aconteciendo en los aspectos financiero, tributario, etc.