lunes, 9 de noviembre de 2015

¿Qué es el Análisis FODA?

El análisis FODA es aquél que se hace acerca de una empresa considerando elementos importantes capaces de incidir interna y externamente en su actividad. Se lleva a cabo a partir de su situación actual, con el fin de establecer estrategias que le permitan afrontar de buena manera las circunstancias futuras.

Los aspectos contemplados en dicho análisis, y que dan origen a su denominación. son los siguientes: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas.

La idea detrás del mismo, es que, dadas las fortalezas y debilidades de la empresa, que son factores endógenos (explicables por la conducta de la propia empresa y controlables por ella), ésta sepa afrontar adecuadamente las oportunidades y amenazas, que son factores exógenos (provenientes de fuera y no controlables por ella), aprovechando las primeras y atenuando las segundas.

Obviamente, la consigna también es incrementar aún más las fortalezas y minimizar las debilidades, con el objeto de mejorar la posición de la empresa ante las futuras oportunidades y amenazas.

El siguiente análisis FODA, efectuado (dentro de un informe de clasificación) por la clasificadora de riesgo Equilibrium acerca de la empresa Relapasa (operadora de la más importante refinería de petróleo del Perú) es sumamente ilustrativo al respecto.


Las fortalezas en otras empresas podrían estar dadas por un fuerte respaldo patrimonial, el alto grado de preparación del personal, la reconocida calidad del producto, una gerencia motivadora, la buena infraestructura y equipamiento, la experiencia en el negocio, la elevada capacidad de innovar, etc.

Las debilidades, por la ineficiencia en el proceso productivo, el escaso acceso al financiamiento, la carencia de personal idóneo, un marketing inadecuado, el empleo de una tecnología atrasada, una pobre logística o un insuficiente conocimiento del mercado.

Las amenazas, por la incursión de un competidor grande, la probabilidad de incrementos impositivos, la inestabilidad cambiaria, el cambio en las tendencias del consumo, el incumplimiento de proveedores no confiables o la probabilidad de un cambio legal que altere los planes establecidos.

Las oportunidades, por su parte, podrían tener la forma de la apertura de un nuevo nicho de mercado, la incursión en un nuevo mercado externo, la disponibilidad de una nueva tecnología o una nueva legislación que facilite el desarrollo de la actividad.

Como se puede ver, el FODA, dentro de su sencillez, constituye una importante y muy válida herramienta de análisis, por cuanto permite a la empresa autoevaluarse y, en base a ello, posicionarse mejor frente a los retos externos.