lunes, 3 de diciembre de 2007

¿Por qué el precio de los bonos se mueve en dirección contraria a la tasa de interés de éstos?

El precio del bono está en función de su demanda. Si ésta es elevada, el precio también lo es. Y existiendo una demanda elevada, los emisores de los bonos se pueden dar el lujo de ofrecer tasas de interés más bajas.

En cambio, si la demanda es baja, el precio también lo es. Y esto obliga a los emisores a ofrecer tasas más altas, con el fin de atraer a los escasos inversionistas dispuestos a comprar los títulos.

Por esta razón se dice que el precio y la tasa de los bonos se mueven en dirección contraria.